Debido a la pandemia, de la noche a la mañana la educación fue sometida a cambios radicales, ocasionando que muchos docentes busquen diferentes alternativas para seguir impartiendo sus clases a los alumnos. Se han podido observar diferentes modalidades aplicadas, como la educación en línea, a distancia, la virtual y la remota de emergencia. Aunque muchas veces estas pueden ser utilizadas como sinónimos es importante conocer las diferencias entre cada una de ellas, qué tipo de educación están recibiendo nuestros hijos o familiares y descubrir sus ventajas para rescatar lo mejor de cada una de estas.

Educación en línea

Se define como aquella en donde los docentes y estudiantes participan e interactúan en un entorno digital, a través de recursos tecnológicos haciendo uso de las facilidades que proporciona el internet y las redes de computadoras de manera sincrónica, es decir, el profesor y los alumnos coinciden en el horario.  Para ello se emplean plataformas que permiten el uso de videollamadas, por lo que las clases son en vivo y se pueden implementar diversas técnicas de enseñanza como debates o foros, además la resolución de dudas y la retroalimentación es en tiempo real. Para la educación en línea podemos tomar como ejemplo las clases que se imparten mediante sesiones de Zoom, y posteriormente las actividades se suben a plataformas como Canvas o Blackboard para su revisión.

Rol del docente: Los docentes que participan en la educación en línea suelen recibir el nombre de “tutores”, porque a diferencia de en un aula física, el rol de ellos dentro del aula virtual es acompañar y asistir al alumno en su proceso de aprendizaje.

Ventajas

  • Apertura: Se amplía el acceso a la información al mismo tiempo que este método reduce las barreras geográficas, ya que cualquier persona independientemente de su ubicación, puede unirse a los cursos.
  • Flexibilidad: Favorece la autogestión de los tiempos de dedicación.Otro aspecto positivo es que las plataformas que se emplean permiten grabar las video clases y archivar los materiales de estudio para que, en caso de que algún estudiante no haya podido tomar la clase, la pueda consultar posteriormente.
  • Eficacia: Este método promueve el desarrollo de la autonomía personal, para que el alumno pueda gestionarse.
  • Acompañamiento personalizado: La educación en línea se distingue por hacer un acompañamiento personalizado al alumno, aún con trabajos grupales.
  • Economía: Se reducen los gastos de uso de espacios físicos, además de traslados.
  • Comunidad: Se promueve más el debate y el diálogo, además de una comunidad vinculada a los conocimientos académicos.

Educación virtual

En esta modalidad si requiere recursos tecnológicos obligatorios, como una computadora o tableta, conexión a internet y el uso de una plataforma multimedia, ya que el contacto con el profesor es mediante una plataforma en la que los alumnos pueden revisar y descargar diversos  materiales como documentos, presentaciones en diapositivas o videos.  Este método, a diferencia de la educación en línea, es asincrónica, es decir, no es necesario que los docentes y los estudiantes coincidan en el horario. Este método es parecido a la educación a distancia, pero estrictamente con recursos tecnológicos solamente..

Normalmente las plataformas que se emplean en esta modalidad cuentan con un foro para que los alumnos puedan expresar sus dudas o inquietudes, de igual forma el profesor al asignar las actividades establece una fecha límite para la entrega. Al revisarlas y evaluarlas incluye una retroalimentación, quienes posteriormente pueden consultarla para verificar sus avances y áreas de oportunidad.

Rol del docente: Se comparten materiales de consulta y trabajo mediante plataformas, donde los estudiantes podrán subir sus actividades para revisión y posteriormente podrán recibir retroalimentación para ver sus áreas de oportunidad.

Ventajas

  • Flexible: Gracias a que el método se puede manejar de manera asincrónica, los alumnos tienen más espacio personal para tener horarios flexibles y manejar su tiempo personal y profesional como prefieran.
  • Eficacia: Se maneja de manera sesión-retroalimentación, por lo que esto ayuda a que los temas avancen con rapidez, se eviten distracciones y los alumnos vayan al mismo ritmo.

Educación a distancia

A diferencia de la educación virtual, la educación a distancia puede tener un porcentaje de presencialidad y otro virtual, sin embargo, esto puede variar dependiendo de la institución en donde se imparta. Los alumnos tienen control sobre el tiempo, espacio y el ritmo de su aprendizaje, no es necesaria una conexión a internet, como en otros métodos. Los materiales a utilizar son normalmente físicos, como cuadernos, libros, plumas, o multimedia como memorias USB, CD, entre otros. 

Rol del docente: El acompañamiento y la retroalimentación entre el profesor y el alumno se lleva a cabo por teléfono mediante llamadas o mensajes de texto. De igual manera, algunos docentes tienen el rol de grabar la sesión o clase que se vaya a pasar por televisión o radio.

Ventajas

  • Flexibilidad: Para los tiempos personales del estudiantado ya que ellos mismos gestionan su tiempo y organización escolar y personal.
  • Accesibilidad: Los programas educativos a distancia tienen más alcance y llegan a personas de todos los niveles socioeconómicos gracias a la sencillez de los recursos tecnológicos que se requieren para las clases.

Educación remota de emergencia

La distinción es importante entre el tipo normal y cotidiano de educación en línea, virtual o distancia y lo que estamos haciendo a toda prisa con recursos mínimos y poco tiempo: enseñanza remota de emergencia. Este concepto nació a raíz de la crisis mundial que surgió a partir de marzo de este año ante el COVID-19. 

educación remota de emergencia

A diferencia de las experiencias planificadas desde el principio y diseñadas por estos otros tipos de modalidades, la enseñanza remota de emergencia, es un cambio temporal de la entrega de instrucción a un modo de entrega alternativo debido a circunstancias de una crisis. Implica el uso de soluciones de enseñanza totalmente remotas para la instrucción o la educación que de otro modo se impartirían presencialmente o como cursos combinados o híbridos y que volverán a ese formato una vez que la crisis o la emergencia hayan disminuido.

En un reporte publicado por The Learning Factor en Perú titulado “Enseñanza Remota de Emergencia”, se describe que diferentes países al igual que instituciones respondieron diferente al cambio educativo, y cómo este término de educación remota de emergencia es completamente nuevo, ya que los roles y las herramientas no se encuentran definidos. En Estados Unidos, por ejemplo, unas instituciones educativas están trabajando de manera presencial con restricciones, y otras con el método descrito anteriormente como “en línea”. Pero en realidad, es una forma de pensar sobre los modos, métodos y medios de entrega, específicamente a medida que se asignan a las necesidades y limitaciones de los recursos que cambian rápidamente, como el apoyo y la capacitación del profesorado.

El cambio a educación remota de emergencia requiere que el profesorado tome más control del diseño del curso, el desarrollo y el proceso de implementación. Con la expectativa de un rápido desarrollo de los eventos de enseñanza y aprendizaje en línea y la gran cantidad de profesores que necesitan apoyo, los equipos de desarrollo y apoyo de la facultad deben encontrar formas de satisfacer la necesidad institucional de proporcionar continuidad educativa mientras ayudan a los profesores a desarrollar habilidades para trabajar y enseñar Un entorno en línea. Como tal, las instituciones deben repensar la forma en que las unidades de apoyo educativo hacen su trabajo, al menos durante una crisis.

Fuente:

https://observatorio.tec.mx/edu-news/diferencias-educacion-online-virtual-a-distancia-remota

https://docentesaldia.com/2020/08/09/educacion-a-distancia-virtual-y-en-linea-cual-es-la-diferencia/

https://redemc.net/campus/el-aprendizaje-en-linea-no-es-lo-mismo-que-ensenanza-remota-de-emergencia/

Comparte!