Podemos ver la programación como un recurso educativo que nos sirve para desarrollar un tipo de pensamiento cada vez más necesario: el pensamiento computacional. Estimular la creatividad, desarrollar las habilidades lingüísticas o numéricas o entrenar a los estudiantes en la resolución de problemas son algunos de los beneficios de introducirlo en el aula. Con frecuencia se relaciona este tipo de pensamiento exclusivamente con materias como la informática y la programación, pero ¿en qué se diferencian?

El pensamiento computacional es un proceso de formulación y resolución de problemas que utiliza los conceptos de la informática. Uno de los errores más frecuentes, como se señala en el artículo Pensamiento Computacional a través de la Programación: Paradigma de Aprendizaje’, es considerar que este tipo de pensamiento sólo es aplicable a la informática. Aunque la etiqueta “computacional” puede dar a entender que son procesos únicamente relacionados con la computación, los expertos lo desmienten: el pensamiento computacional (que usa los conceptos de las ciencias de la computación) es aplicable a múltiples disciplinas.

Conceptos diferentes, procesos similares

 

 Los términos pensamiento computacional y programación no son sinónimos. Esta es otra confusión muy habitual que los especialistas también desmienten. ¿Cuál es su principal diferencia? La programación es una de las herramientas con la que se pone en práctica el pensamiento computacional. Sin embargo, este error no es casual: ambos conceptos comparten procesos cognitivos parecidos.

Si pensamos en la programación como recurso para desarrollar este pensamiento y que nuestros alumnos sean capaces de resolver problemas complejos, vemos cómo ésta puede ser ideal debida a la gran similitud en los procesos cognitivos que se requieren para ambos.

 Fuente: DIWO Programación y pensamiento computacional

Algoritmos y descomposición de problemas

Tanto el pensamiento computacional como la programación utilizan procesos cognitivos idénticos, según la Sociedad Internacional para la Tecnología en Educación (ISTE). Así, ambos son un medio para descomponer problemas y resolver problemas y ponen en práctica conceptos algorítmicos.

La programación, sin embargo, limita sus procesos de resolución de problemas al ámbito de la informática. Para ello, hace uso de diferentes lenguajes de código, de variables o instrucciones de control como bucles y condicionales. El objetivo del pensamiento computacional es universal: resolver problemas del mundo que nos rodea aplicando estos conceptos informáticos.

Por lo tanto, la programación puede resultar muy útil para desarrollar este pensamiento.

Fuentes:

https://www.educaciontrespuntocero.com/noticias/pensamiento-computacional-programacion/

http://diwo.bq.com/programacion-y-pensamiento-computacional/

Comparte!